Diego Forlan: Los críticos de la Eurocopa 2016 están equivocados – el nuevo formato con 24 equipos aportó mayor calidad y creó partidos más ajustados

No estoy de acuerdo con la respuesta negativa que ha generado la Eurocopa que acaba de finalizar en Francia. Los críticos argumentan que la participación de 24 equipos en el torneo ha reducido considerablemente la calidad de los partidos. Todo lo contrario, creo más bien que la calidad del fútbol internacional ha mejorado.

Tobais Schwarz / AFP
Powered by automated translation

No estoy de acuerdo con la respuesta negativa que ha generado la Eurocopa que acaba de finalizar en Francia. Los críticos argumentan que la participación de 24 equipos en el torneo ha reducido considerablemente la calidad de los partidos. Todo lo contrario, creo más bien que la calidad del fútbol internacional ha mejorado.

No estoy diciendo que todos los cambios me parezcan una buena idea. No me gusta que el torneo se vaya a disputar en 13 países europeos diferentes a partir de 2020. Prefiero que haya un país anfitrión y es fantástico estar en ese país durante el torneo. Acapara los medios de comunicación y la gente a la que normalmente no le interesa el fútbol en especial se contagia del espíritu. Estar en Sudáfrica en junio de 2010 para el Mundial fue una experiencia maravillosa en un sitio precioso, un ambiente que disfruté tanto como los torneos de Sudamérica desde el norte en Venezuela hasta el sur en Argentina. ¿Pensó alguien en los seguidores que se desplazan para ver los partidos cuando se tomó la decisión de distribuir los partidos del torneo por todos estos países?

• English version: Football better for constant evolution

¿O es que el futbol se ha convertido en un deporte en el que la televisión es la fuerza más poderosa? La televisión fue el motor que impulsó los cambios para la Eurocopa 2016. Más partidos significan más audiencia, más oportunidades para los anunciantes y más dinero. En general, el negocio triunfa en el fútbol y el formato con 24 equipos se considerará un éxito desde el punto de vista comercial. Todos los estadios ampliados estaban llenos y la asistencia media fue de 47.000 espectadores, la cifra más alta desde 1988 cuando los estadios contaban con gradas de pie y mayor capacidad. Los seguidores de los países más pequeños se desplazaron en grandes grupos. Su imagen en televisión fue increíble: los islandeses aplaudiendo, los galeses cantando y un gran número de albanos e irlandeses.

El nuevo formato del torneo con 24 selecciones tenía como finalidad dar la oportunidad a países más pequeños de participar pero no olvidemos que Irlanda del Norte e Islandia, dos de los países más pequeños, se hubieran clasificado según el formato antiguo. Eran equipos fuertes de sus grupos y vencieron a grandes selecciones.

Es por esta razón que no me sorprendió que algunos encuentros fueran tan ajustados. La gente critica la falta de goles pero como profesional prefiero un resultado de 1-0 que 3-2. Si se marcan cinco goles es que se han cometido más errores. Cuanto peor es la calidad, más goles se marcan. He visto grandes partidos de fútbol que han terminado con empate a cero, el enfrentamiento perfecto entre dos iguales. ¿Preferiría un partido equilibrado o el equivalente a un nocaut en el primer minuto y un encuentro unilateral? Los grandes partidos entre Francia y Alemania o España e Italia fueron ajustados hasta el final. Esto es bueno.

El nuevo formato también beneficiaba a las selecciones supuestamente más fuertes. Era bastante difícil quedar eliminado porque todas las selecciones en primer y segundo lugar, además de la mayoría de las selecciones en tercer lugar de los grupos de cuatro equipos, pasaron a la fase eliminatoria. Portugal, el país campeón, no ganó ni uno solo de los partidos de la fase de grupo y aun así logró pasar.

Existen otras razones que justifican los pocos goles y los partidos ajustados. Los jugadores actuales son más atléticos que nunca. Están más en forma, son más fuertes y están mejor preparados. Llevan una mejor alimentación y tienen entrenadores personales. En los últimos 15 años se ha producido un gran cambio. Si pueden correr a la máxima velocidad después de 80 minutos de juego entonces tienen menos probabilidades de cometer errores que acaben en goles. Estar más en forma significa dejar menos espacios en el terreno de juego puesto que se pueden cerrar con mucha más rapidez. La posibilidad de errores va disminuyendo. Es por eso que la gente que esperaba que Islandia perdiera todos los partidos 4 a 0 estaba equivocada. De hecho ganó a Inglaterra.

No me sorprendió. He visto mejorar el nivel en toda Sudamérica y la globalización del fútbol también ha traído una combinación de estilos y más equilibrio. Casi todas las selecciones de la Eurocopa contaban al menos con un jugador de las grandes ligas que puede compartir información sobre los mejores jugadores con sus compañeros de selección.

Los equipos están mejor preparados. Al principio de mi carrera jugaba contra rivales a los que casi no conocía. Ahora los jugadores conocen los puntos fuertes y débiles de sus rivales gracias a los observadores (scouts) y a la tecnología de vídeo. Hay menos posibilidades de que un defensa se deje engañar por un extremo que hace un regate y se va por la derecha o la izquierda porque ya se lo espera.

Los sistemas están adquiriendo más importancia que los estilos individuales. Es por eso que Islandia puede ganar a Inglaterra. Aun así, hubo fantásticas actuaciones individuales.

Renato Sanches de Portugal tan solo tiene 18 años y una técnica maravillosa, recupera el balón, siempre lo pide y es bueno haciendo pases. Es una pena que el Manchester United dejó escapar la oportunidad de ficharle porque fue efectivo en todos los partidos que jugó, incluida la final. Hacer esto a los 18 contra Francia en París es excepcional.

Me alegré por mi antiguo compañero de equipo Cristiano Ronaldo. Le vi en 2004 cuando su equipo perdió en la final en casa contra Grecia. Estaba enfadado. Lo mejor del fútbol es que normalmente te da una segunda oportunidad. A pesar de que Ronaldo tuviera que abandonar la final lesionado, puede estar contento con el papel que desempeñó en un sistema que benefició a Portugal. Triunfó el sistema por encima del individuo. El fútbol es un deporte de equipo y no veo ningún problema. Ronaldo ha hecho una gran temporada, campeón de Europa con su club y su país.

La Eurocopa 2016 me ha demostrado que el fútbol sigue evolucionando, como siempre lo ha hecho. Lo que le funcionó a Louis van Gaal en 1995 no le funcionó en 2015. Los jugadores cambian, los entrenadores desarrollan nuevas ideas tácticas. Ver al Leicester City ganar la Premier League mantiene el interés. También hace que te preguntes que es lo que ocurrirá a continuación.

Follow us on Twitter @NatSportUAE

Like us on Facebook at facebook.com/TheNationalSport